Reforma de vivienda en la céntrica Plaza Jado, Bilbao

Se trataba de un estudio de arquitectura cuando el dueño de esta vivienda se enamoró de este espacio en la céntrica Plaza Jado. Los motivos para adquirir una nueva vivienda son distintos según el momento y circunstancias de nuestras vidas, por eso es importante que el hogar transmita la personalidad de sus dueños.

Fue así como transformamos el pasillo en una galería de recuerdos, objetos y obras de arte que los propietarios habían ido adquiriendo durante sus viajes. La zona más privada de la casa donde se ubican los dormitorios, conecta a través de la galería con un espacio diferenciado que acoge los rincones de la vida más social de la familia. Aquí se encuentran la cocina abierta a un luminoso salón-comedor con vistas a las fachadas señoriales de la Plaza Moyua.

El proyecto respeta la esencia de este edifício del ensanche bilbaíno con sus molduras antíguas, ventanas con un diseño fiel al original y numerosos detalles que lo hacen tan característico. En la reforma se ha cuidado enormemente la iluminación para potenciar la luz natural propia de la vivienda.

"Una mención especial a la diseñadora de interiores Itziar Etxebarria, cuya visión nos ayudó en el planteamiento inicial de esta obra"